Pisos opcion compra en venta (263)

La modalidad de alquilar un piso con opción a compra ha proliferado mucho durante los últimos años.

Este sistema consiste en un contrato entre el propietario o promotora con el inquilino por el cual el inquilino, pasado un tiempo determinado, tiene la opción de comprar el piso en el que vive utilizando parte del dinero del alquiler. De esta manera, el dinero del alquiler no es a fondo perdido.

El derecho a compra se puede constituir en el mismo contrato de arrendamiento o en un documento aparte. El porcentaje de dinero del alquiler destinado a la compra varía según el contrato.

Esta es una opción interesante porque te permite vivir en el piso durante un tiempo y probarlo, y en caso de que en un futuro tu situación laboral o personal cambie y decidas comprar, podrás invertir parte del dinero del alquiler en la vivienda.

A continuación puedes ver todos los pisos con opción a compra disponibles en Ventadepisos.com.
Agencias con pisos opcion compra
Noticias relacionadas con pisos opcion compra
Cómo vender tu piso más rápido y más caro

Dicen que la venta de pisos se ha animado. Hace dos años, un piso tardaba en venderse unos 10 meses, pero ¿y si te dijera que puedes hacerlo en menos de 38 días? La clave está en el Home Staging, es decir, en poner bonita tu casa para atraer compradores. Un estudio de la Asociación de Home Staging España (AHSE) revela que un piso con un buen home staging se vende en unos 1,25 meses de media, es decir, 38 días, o lo que es lo mismo: ocho veces más rápido que la media nacional. Este estudio se ha basado en el análisis de 353 proyectos de home staging realizados durante 2016 en España.

Home Staging
Y lo que es más, los pisos con un buen Home Staging no suelen bajar de precio, es más, en un 37% de los casos sube. Una buena presentación de la vivienda puede hacer subir el precio un 2,8%, mientras que lo normal en un piso sin home staging es que el precio final de venta baje.
Home Staging

Cómo se hace un buen Home Staging

Home Staging es una técnica de marketing inmobiliario que consiste sacar el máximo partido a una vivienda para enamorar a los compradores. Nació en Estados Unidos en los años setenta y pasó luego a Canadá y Australia. En Europa aterrizó primero en Gran Bretaña haciéndose fuerte también en los países escandinavos, Francia, Bélgica, Holanda y Alemania. A España llegó en los años 2000 y está teniendo muy buenos resultados cuando se hace bien. Pero, ¿cómo se hace bien? ¿o cuáles son las claves de un buen home staging? Aquí están: 1.- Ilumina bien Aprovecha al máximo la luz natural e intenta que las visitas vengan de día. Si no hay luz natural, recurre a una buena luz artificial. Las fotos, con luz natural, por supuesto. 2.- Usa colores claros No sabemos cuáles son los colores preferidos del futuro comprador, así que lo mejor es optar por colores neutros, claros, que den luz a la casa. Además, si la casa no tiene mucha luz natural, el blanco es el color ideal para darle luminosidad. 3.- Limpia y perfuma La casa debe estar súper hiper limpia. Cuando el futuro comprador abra la puerta debe pensar que puede mudarse allí al día siguiente. Si a la limpieza la acompañas con un perfume neutro, mucho mejor. 4.- Ordena y distribuye el espacio Si vendes la casa con muebles, distribúyelos bien de forma que den amplitud a la vivienda. Y si la casa tiene demasiados muebles o hay algunos viejos o pasados de moda, no te duela tirarlos. Si el piso está vacío, queda la opción de amueblarlo con muebles de cartón para que el comprador vea las posibilidades de la vivienda ... 5.- Despersonaliza La casa no debe tener objetos personales, nada de lámparas de la abuela ni fotos de la boda o comunión ... 6.- Construye hogar Una vez hayas despersonalizado la casa, construye hogar. Pero debe ser un hogar apersonal, que le guste a cualquiera. Pon esos detalles que hacen sentirse acogido en una casa: unos cojines con velas en el comedor, unas flores en el baño, unas cortinas color tierra, unas plantas ...

Consejos para ahorrar en tu factura de la luz

No lo decimos nosotros, lo dice la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Se puede ahorrar entre 60 y 300 euros en el consumo de la luz y aquí te damos unos consejos para ajustar al máximo tu factura de la luz. bombillas

Tener discriminación horaria

La forma más sencilla e inmediata de ahorrar en la factura de la luz es optar por la discriminación horaria, tanto si se tiene tarifa regulada como si se está en el mercado libre. Así lo estima la OCU que afirma que los hogares concentran un 50% de su consumo en el horario valle (el más barato), así que bastaría con concentrar un 30% del consumo de la luz en ese horario para empezar a ahorrar. La OCU informa que cambiar a la tarifa con discriminación horaria tiene un coste de 11 euros y el usuario ahorraría como mínimo 70 euros al año sin modificar sus hábitos de consumo. El ahorro puede ser aún mayor si concentra su consumo durante las horas valle.

Reducir la potencia de la luz

Otra opción apuntada por la OCU es reducir la potencia contratada para obtener un ahorro adicional de unos 60 euros al año por cada kW que lo reduzca. Coge tu último recibo de la luz y fíjate en la potencia que tienes contratada. Verás que siempre pagas por el consumo que hayas hecho (término de energía) y un fijo por la potencia contratada (término de potencia). La potencia la pagas siempre, tengas o no encendida la luz. Por eso, debes contratar sólo la potencia que necesitas, nada más. ¿Cómo saber qué potencia necesitas? Lo normal es contratar 3,3 kw teniendo en cuenta que usas unos 100 w en iluminación y gastas otros 3.000 en electrodomésticos (lavadora, ordenador, tele, nevera …).

Cambiar de tarifa

Casi la mitad de los consumidores sigue teniendo la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), una tarifa que está regulada por el Ministerio de Energía, el resto está en el mercado libre. Antes de pensar en cambiar de tarifa, hay que comprobar si estás en el mercado libre o tienes una tarifa PVPC porque muchos consumidores creen que tienen PVPC pero en realidad están en el mercado libre. Así que lo primero que debes hacer es coger tu última factura de luz y mirar qué tarifa tienes contratada. OCU ha comparado el ahorro que ha supuesto tener contratada la tarifa PVPC frente a las mejores ofertas del mercado. Durante 2014 y 2015 sí que había ofertas en el mercado libre que mejoraban la tarifa PVPC, pero desde 2015 hasta ahora, el PVPC ha permitido ahorros adicionales sobre las mejores ofertas en el mercado libre. No obstante, la volatilidad del PVPC, con periodos de subidas de precios fortísimas como las que estamos viviendo últimamente, hace que quizá ahora sea un buen momento para mirar otras alternativas que ofrezcan una factura más estable. Hay hogares especialmente sensibles a las tarifas PVPC como son aquellos hogares que se calientan con calefacción eléctrica y que concentran su consumo en esta época ya que no podrán compensarlo con hipotéticas bajadas del precio en los próximos meses. Por ejemplo, un hogar con acumuladores y un consumo de 1500 kWh (de ellos 1350 en horario valle por los acumuladores) y 9.2 kW de potencia pagará en enero una factura de 229 euros. Un año antes ese mismo hogar para idéntico consumo tuvo una factura de 151 euros. Un incremento de un 52%. OCU recomienda a estos hogares buscar tarifas alternativas en el mercado fijo para evitar el elevado riesgo que sufren. Si buscas nuevas tarifas en el mercado libre debes ir con cuidado porque hay enormes diferencias de precios en las tarifas. Normalmente, las tarifas ligadas a la facturación online son las más económicas. Las recomendaciones de la OCU para conseguir una tarifa que te ahorre dinero son: 1. Optar por tarifas cuyas condiciones no sean revisables al menos durante un año. 2. Descartar las que incluyan servicios adicionales no deseados, como por ejemplo: revisiones de la instalación eléctrica o seguros de pago. 3. Optar siempre por discriminación horaria. 4. Revisar si cumple los requisitos del bono social y solicitarlo si se puede. Con estos principios en mente, puedes usar comparadores de energía (luz y gas) para ver qué tarifa te conviene más dependiendo de tus condiciones particulares. Te dejo aquí el comparador de la OCU aquí y el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Usar LED

La iluminación de una casa chupa el 16% de lo que nos gastamos en energía según la Guía Práctica de la Energía publicada por el IDAE. Así que merece la pena echarle un vistazo a las bombillas que usamos para ver cómo podemos ajustar su gasto. Las bombillas de bajo consumo funcionan igual que las tradicionales pero usan entre un 50% y un 80% menos energía y duran más (eso compensa su precio). Lo malo es que cuando ya no sirven se deben entregar en puntos especiales para su reciclaje porque tienen un gas con una pequeña porción de mercurio que las convierte en un residuo peligroso. Por eso, lo mejor de lo mejor para la iluminación de tu casa son las bombillas LED. Son las más eficientes y menos contaminantes. ¿Inconveniente? Su precio, quizá por eso sólo hay un 1% de penetración en los hogares españoles, pero merece la pena invertir en LED: duran más, son más ecológicas y ahorran el máximo de luz.

Invertir en electrodomésticos eficientes

El 62% del consumo eléctrico de un hogar en España se va en los electrodomésticos, según el IDAE. Invierte en ellos si quieres consumir menos luz. Compra los más eficientes porque merecerá la pena a largo plazo. ¿Cómo identificar a los electrodomésticos eficientes? Por su etiqueta. Informa sobre el consumo de energía y agua del electrodoméstico y sus prestaciones. Todos los electrodomésticos deben tener su etiqueta porque es obligatoria. Hay siete niveles identificados por colores y letras. La más eficiente es la A+++ verde fuerte y la menos la D roja. Si puedes invierte en el electrodoméstico más eficiente porque ahorrarás euros a largo plazo.