Piso particular en venta (46)

Las casas y pisos de particulares son viviendas de segunda mano puestas a la venta directamente por el propietario.

Una de las principales ventajas de  comprar un piso a través de un particular es una mayor agilidad en la negociación ya que tratas directamente con el propietario de la vivienda.

Recuerda que, a la hora de buscar piso una de las cosas más importantes que debes hacer cuando tratas con un particular es averiguar los motivos por los que vende su piso. Si tiene prisa por vender estará mucho más abierto a escuchar una contraoferta. Algunos expertos recomiendan marcarse una rebaja objetivo de entre el 20% y el 30% del precio inicial. Si no consigues rebajar el precio del inmueble rompe la negociación. No vale la pena.

La compra de un piso o una casa es, probablemente, la mayor inversión que haremos en nuestras vidas, por ello es recomendable no descartar la posibilidad de utilizar los servicios de un profesional. Una inmobiliaria te ayuda a buscar, elegir, negociar, buscar financiación y documentar toda la compra del inmueble. Recuerda que ellos son los primeros interesados en vender, así que se esforzarán en ofrecer un precio competitivo.

A continuación puedes ver todas las casas y pisos en venta de particulares disponibles en Ventadepisos.com.
Agencias con piso particular
Noticias relacionadas con piso particular
Consejos para ahorrar en tu factura de la luz

No lo decimos nosotros, lo dice la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Se puede ahorrar entre 60 y 300 euros en el consumo de la luz y aquí te damos unos consejos para ajustar al máximo tu factura de la luz. bombillas

Tener discriminación horaria

La forma más sencilla e inmediata de ahorrar en la factura de la luz es optar por la discriminación horaria, tanto si se tiene tarifa regulada como si se está en el mercado libre. Así lo estima la OCU que afirma que los hogares concentran un 50% de su consumo en el horario valle (el más barato), así que bastaría con concentrar un 30% del consumo de la luz en ese horario para empezar a ahorrar. La OCU informa que cambiar a la tarifa con discriminación horaria tiene un coste de 11 euros y el usuario ahorraría como mínimo 70 euros al año sin modificar sus hábitos de consumo. El ahorro puede ser aún mayor si concentra su consumo durante las horas valle.

Reducir la potencia de la luz

Otra opción apuntada por la OCU es reducir la potencia contratada para obtener un ahorro adicional de unos 60 euros al año por cada kW que lo reduzca. Coge tu último recibo de la luz y fíjate en la potencia que tienes contratada. Verás que siempre pagas por el consumo que hayas hecho (término de energía) y un fijo por la potencia contratada (término de potencia). La potencia la pagas siempre, tengas o no encendida la luz. Por eso, debes contratar sólo la potencia que necesitas, nada más. ¿Cómo saber qué potencia necesitas? Lo normal es contratar 3,3 kw teniendo en cuenta que usas unos 100 w en iluminación y gastas otros 3.000 en electrodomésticos (lavadora, ordenador, tele, nevera …).

Cambiar de tarifa

Casi la mitad de los consumidores sigue teniendo la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), una tarifa que está regulada por el Ministerio de Energía, el resto está en el mercado libre. Antes de pensar en cambiar de tarifa, hay que comprobar si estás en el mercado libre o tienes una tarifa PVPC porque muchos consumidores creen que tienen PVPC pero en realidad están en el mercado libre. Así que lo primero que debes hacer es coger tu última factura de luz y mirar qué tarifa tienes contratada. OCU ha comparado el ahorro que ha supuesto tener contratada la tarifa PVPC frente a las mejores ofertas del mercado. Durante 2014 y 2015 sí que había ofertas en el mercado libre que mejoraban la tarifa PVPC, pero desde 2015 hasta ahora, el PVPC ha permitido ahorros adicionales sobre las mejores ofertas en el mercado libre. No obstante, la volatilidad del PVPC, con periodos de subidas de precios fortísimas como las que estamos viviendo últimamente, hace que quizá ahora sea un buen momento para mirar otras alternativas que ofrezcan una factura más estable. Hay hogares especialmente sensibles a las tarifas PVPC como son aquellos hogares que se calientan con calefacción eléctrica y que concentran su consumo en esta época ya que no podrán compensarlo con hipotéticas bajadas del precio en los próximos meses. Por ejemplo, un hogar con acumuladores y un consumo de 1500 kWh (de ellos 1350 en horario valle por los acumuladores) y 9.2 kW de potencia pagará en enero una factura de 229 euros. Un año antes ese mismo hogar para idéntico consumo tuvo una factura de 151 euros. Un incremento de un 52%. OCU recomienda a estos hogares buscar tarifas alternativas en el mercado fijo para evitar el elevado riesgo que sufren. Si buscas nuevas tarifas en el mercado libre debes ir con cuidado porque hay enormes diferencias de precios en las tarifas. Normalmente, las tarifas ligadas a la facturación online son las más económicas. Las recomendaciones de la OCU para conseguir una tarifa que te ahorre dinero son: 1. Optar por tarifas cuyas condiciones no sean revisables al menos durante un año. 2. Descartar las que incluyan servicios adicionales no deseados, como por ejemplo: revisiones de la instalación eléctrica o seguros de pago. 3. Optar siempre por discriminación horaria. 4. Revisar si cumple los requisitos del bono social y solicitarlo si se puede. Con estos principios en mente, puedes usar comparadores de energía (luz y gas) para ver qué tarifa te conviene más dependiendo de tus condiciones particulares. Te dejo aquí el comparador de la OCU aquí y el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Usar LED

La iluminación de una casa chupa el 16% de lo que nos gastamos en energía según la Guía Práctica de la Energía publicada por el IDAE. Así que merece la pena echarle un vistazo a las bombillas que usamos para ver cómo podemos ajustar su gasto. Las bombillas de bajo consumo funcionan igual que las tradicionales pero usan entre un 50% y un 80% menos energía y duran más (eso compensa su precio). Lo malo es que cuando ya no sirven se deben entregar en puntos especiales para su reciclaje porque tienen un gas con una pequeña porción de mercurio que las convierte en un residuo peligroso. Por eso, lo mejor de lo mejor para la iluminación de tu casa son las bombillas LED. Son las más eficientes y menos contaminantes. ¿Inconveniente? Su precio, quizá por eso sólo hay un 1% de penetración en los hogares españoles, pero merece la pena invertir en LED: duran más, son más ecológicas y ahorran el máximo de luz.

Invertir en electrodomésticos eficientes

El 62% del consumo eléctrico de un hogar en España se va en los electrodomésticos, según el IDAE. Invierte en ellos si quieres consumir menos luz. Compra los más eficientes porque merecerá la pena a largo plazo. ¿Cómo identificar a los electrodomésticos eficientes? Por su etiqueta. Informa sobre el consumo de energía y agua del electrodoméstico y sus prestaciones. Todos los electrodomésticos deben tener su etiqueta porque es obligatoria. Hay siete niveles identificados por colores y letras. La más eficiente es la A+++ verde fuerte y la menos la D roja. Si puedes invierte en el electrodoméstico más eficiente porque ahorrarás euros a largo plazo.

Cómo preparar tu casa para venderla más rápidamente

Si estás vendiendo tu piso y llevas unos meses sin recibir ninguna visita u oferta quizá sea momento de organizar un plan de acción para hacer tu casa más atractiva a los posibles compradores. Ahí van unas ideas ...

1.- Ajusta el precio

El precio es la clave. Echa un vistazo a lo que piden por pisos similares al tuyo en tu zona y ajusta tu precio a lo que marca el mercado. Si pides demasiado nadie va a acercarse a tu puerta ... Y piensa también hasta cuánto estás dispuesto a rebajar si te lo pide el posible comprador cuando visite la casa. Es lo primero que te van a pedir si les gusta el piso y debes tener una respuesta, tanto si es sí, como si es no, como el porcentaje de bajada ... También puedes decirle al comprador que te haga una oferta y que la examinarás, así sabrás cuál es su presupuesto (que siempre te lo va a dar a la baja).

2.- Haz un buen anuncio

Si anuncias tu piso como particular debes trabajar muy bien tu anuncio en los distintos portales de Internet. Las fotos son clave, pero antes, prepara el piso, que se vea en orden, limpio y luminoso. Luego tómate tu tiempo para incluir toda la información que puedas sobre el piso, todos los detalles porque así el comprador tendrá toda la información antes de visitarlo. Si es una inmobilaria o varias las que tienen tu piso asegúrate que tienen fotos buenas del piso y que los anuncios se ven bien, porque seguro que son profesionales y se encargan de darle la mejor imagen a tu casa, pero también es responsabilidad tuya que se vea bien, porque te interesa vender.

3.- Despersonaliza, descongestiona e ilumina

Quita todos tus objetos personales del piso, los cuadros, las fotos, las figuras ... La consigna es: despersonaliza y descongestiona. El comprador quiere ver amplitud, metros, un mundo de posibilidades para su nuevo hogar ... Si las paredes están pintadas de algún color, lo mejor es que las pintes de blanco, sí, es un gasto, pero te ayudará a vender antes el piso. Recuerda, el comprador no compra tu casa, compra metros, no quiere ver nada personal cuando visita la casa. Que sea como nueva. La luz natural también es importantísima. Dale toda la luz natural que puedas al piso y si disfrutas de sol intenta concertar la cita a las mejores horas solares para que vea el tesoro que tiene en tu casa. imaginando casa

4.- Conserva la casa limpia

Si la casa lleva varios meses cerrada es normal que acumule polvo, por eso debes acostumbrarte a limpiarla de forma periódica para que la casa siempre esté limpia cuando la visiten los posibles compradores. Una casa con polvo o descuidada no enamora y, por tanto, no vende.

5.- Dale un lavado de cara

Si la casa es muy antigua quizá merezca la pena darle un lavado de cara para hacerla más atractiva e incluso revalorizarla y pedir más por ella ... Tienes dos opciones: 1.- Reforma Low Cost: puedes recurrir a la decoración low cost para que la casa tenga una vida nueva por muy poco dinero. Puedes pintar paredes, cubrir el suelo con pavimento vinílico que es resistente y barato, pintar las paredes y muebles del baño con pintura especial para zonas húmedas y hacer lo mismo en la cocina. 2.- Reforma Potente: también puedes plantearte hacer una buena reforma que revalorice la casa y la haga muchísimo más apetecible para futuros compradores.